Silvia Montesinos


1 comentario

Monólogos de la vagina

El corazón es capaz de sacrificarse.
La vagina también.
El corazón es capaz de perdonar y de sanar.
Puede cambiar su forma para dejarnos entrar.
Puede dilatarse para dejarnos salir.
La vagina también.
Puede sufrir por nosotras y ensancharse por nosotras,
morir por nosotras y sangrar y traernos entre sangre a este mundo difícil y  maravilloso.
La vagina también.
Yo estaba allí,en la habitación…
Lo recuerdo.

          “Monólogos de la vagina”

                         Eve Ensler