Silvia Monper

Afroditas

Deja un comentario

Todo comenzó una noche de finales de junio en un llano de la sierra madrileña,ocultas por la montaña,los árboles y la oscuridad de la noche cerrada 13 mujeres se disponían a danzar desnudas alrededor de una inmensa hoguera y bajo los rayos plateados de la luna llena.Trece Diosas en cueros,con los brazos abiertos y sus mentes unidas con un solo objetivo,liberarse de sus prejuicios y gozar su sexualidad libremente.
La chamana que guiaba el grupo cantaba unos mantras poderosos mientras tocaba el tambor y las mujeres giraban alrededor de la hoguera repitiendo como una letanía los mismos versos una y otra vez,comenzaban a entrar en un estado hipnótico,un trance gozoso que las hacía sentir poderosas y libres.
Alexia estaba disfrutando con este ejercicio de liberación,se sentía muy bien,confiaba en el grupo y sabía que después de esa noche no volvería a ser la misma,estaba totalmente dispuesta a saber quien era y de lo que era capaz,necesitaba urgentemente  respuestas y sabía que solo ella misma podía encontrarlas a través de la experimentación y el disfrute de su cuerpo y su ser.Observó a sus compañeras,a su derecha Natalia,una mujer controladora que se había resistido con todo tipo de quejas y argumentos a realizar ese aquelarre como ella lo llamaba despectivamente.Finalmente claudicó porque sabia que si no era capaz de superar esa prueba tendría que dejar el grupo y separarse de sus amigas y de sus coincidencias intimas.
A su izquierda,Esther,una chica joven,sencilla,inocente,llena de complejos y tabues que había llorado de vergüenza y de rabia mientras se desnudaba y aceptaba esa dura prueba,por nada del mundo quería dejar el grupo,ella necesitaba más que ninguna sanar y reconciliarse con su cuerpo y su sexualidad.Tuvo que tomarse unos cuantos chupitos de  vino dulce antes de ser capaz de quitarse la ropa y danzar junto a sus compañeras.
Las tres formaban un triángulo complejo y dispar aunque  perfecto,se complementaban y ayudaban sin saberlo,y sus conversaciones y confidencias las ayudaban a comprender otras opciones ,en el grupo las llamaban” las Afroditas” quizás porque era el arquetipo femenino que más deseaban integrar en ellas y a ella invocaban en sus reuniones y sus meditaciones.
Esa noche las 3 amigas tras el trance,el gozo y las risas hicieron un pacto: poner en practica todo lo aprendido y comprobar si realmente eran capaces de comenzar una vida nueva llena de posibilidades gozosas,creativas y especialmente descubrir si eran realmente libres para disfrutar de su sexualidad sin prejuicios,traspasando sus miedos y limitaciones,esforzándose por dejar caer las barreras que hasta  ahora las habían mantenido en su mazmorra de comodidad.
Brindaron con vino tinto y se abrazaron mientras reían y gritaban su mantra de poder:
SOMOS DIOSAS,SOMOS PODEROSAS,
ESTAMOS AQUÍ PARA DISFRUTAR,
ESTAMOS AQUÍ PARA GOZAR,
ESTA HECHO!ESTA HECHO!ESTA HECHO!
Sin saberlo estaban invocando a las fuerzas del cosmos a llenar su vida de experiencias  misteriosas y gozosas,estaban abriendo la verja de hierro que había mantenido el laberintos de sus pasiones bajo llave.
Continuará…
Anuncios

Autor: Silvia Monper

Actriz,escritora y aprendiz de maga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s