Silvia Monper


4 comentarios

DESAPEGO

Porque eres tan diferente a mi,
por eso me gustas,
por eso te respeto…

¡Qué suerte haber coincidido en este rincón alejado del bosque de la vida!

Te observo en silencio para no asustarte,para no provocar un temblor en tu existencia, porque entiendo que tenemos ritmos diferentes, y aún así,aún sabiendo que lo nuestro es imposible,
aún sintiendo este deseo por acercarme,
por olerte,
por acariciarte,
aún así,
no hago nada…solo te observo anonadada,
maravillada,
feliz,
completa.

¿Será esto el desapego?
¿Será el Amor verdadero?

Si…debe ser el gran misterio de los encuentros y desencuentros,
amar sin esperar si quiera ser vista…y seguir amando a pesar de los pesares…

10492275_1120447957969989_3712691180532178858_n


2 comentarios

SIRENAS

Siempre me causaron fascinación las sirenas,ahora lo entiendo,yo terminaría irremediablemente siendo una de ellas.

He llorado un mar,
he llorado un mar que se forma a mis pies, convirtiendo el suelo que piso en barro salado,transformando mis raíces en aletas,mis piernas en cola de pez…
Buceo en las profundidades de este océano de tristezas,
me voy encontrando tesoros en el fondo,
corales de esperanza,algas sanadoras,caracolas mágicas.
Miro hacía arriba con mis ojos de sirena,sé que he de volver a la tierra y echar raíces de nuevo,ahora ya no tengo miedo,mi nuevo poder me hace sentir aliviada…

En el fondo todas las mujeres tenemos esta cualidad en nuestro interior,podemos transformarnos en Sirenas para bucear nuestras tristezas,podemos volar muy lejos con las alas de nuestra imaginación,podemos echar raíces y sujetarnos fuerte a esta Tierra que nos nutre,y podemos también ser el fuego que transmuta en nuestro caldero mágico.


Deja un comentario

LA MUJER QUE SE COMPARABA CON TODAS LAS DEMÁS MUJERESs

Erase una vez una mujer que se comparaba con todas las demás mujeres del reino. Todas eran bellas y con talento, a su parecer, y todas tenían cerca hombres entregados y valientes que las amaban, todas menos ella…

Su corazón se encogía cada vez que estaba cerca de semejantes hembras, se odiaba a si misma por ser tan poca cosa y para no sentir ese dolor optaba por aceptar su destino y simplemente ocuparse de venerar a esas mujeres. Ella no sabía que su alma albergaba una pesada culpa heredada tras vidas de maltrato, castigo y herejías. Tantas veces había sido quemada en la hoguera, confinada en conventos o encerrada en mazmorras de frías piedras y cadenas eternas, tantas vidas de dolor en cuerpos diferentes habían dejado un surco grabado en su alma, manifestándose en su realidad actual sin ser consciente de ello.

Para no sentirse tan sola y abandonada por la gracia, la belleza y el amor, se dedicaba a cuidar y venerar a esas mujeres; a veces masajeaba sus cuerpos con aceites de aromas sublimes haciéndolas sentir un gran placer y conexión con su Ser, otras trenzaba sus largos cabellos entonando canciones que resultaban ser pura miel para los oídos de sus mimadas amigas, otras simplemente las escuchaba y aconsejaba y su sola presencia las calmaba. Mientras hacía todo esto nuestra protagonista se sentía contrariada por no poder ella ser merecedora de ese mismo trato, admiraba sus bellos cuerpos, sus melenas largas y brillantes, sus vidas apasionadas, sus historias románticas…

IMG_20150624_124431

Cierto día una de aquellas mujeres la miro emocionada y le dijo:

_ ¡Qué gran talento tienes para saber siempre que decir en mis interminables monólogos narcisistas!

_ Bueno, bueno, no es para tanto_ Contestó la mujer sorprendida y avergonzada, quitándose importancia…

_ ¡Tú sí que eres increíble! Tienes tanto talento y además eres muy bella.

_Gracias por tus palabras pero no tendrías que alabarme tanto, yo en el fondo no me siento ni tan bella ni tan increíble como tú me ves…

_ ¿ Pero cómo es posible?  ¡Si eres preciosa!

_Bueno, tú también…

_Yoooo…pero si soy horrible!

_Creo que tienes una gran falta de amor y consideración hacia ti misma, exageras las cualidades de las demás y empequeñeces  las tuyas, eso debe generar  en tu interior un gran dolor,  ¿Has pensado en perdonarte?

Y al escuchar estas palabras la mujer que se comparaba con todas rompió a llorar desconsoladamente, tanto lloró que se formaron charcos en el suelo, por sus mejillas corrían lagrimas saladas como cascadas de luz plateada, dejó que todo el dolor de su corazón se vertiese en esos charcos. No le importó que también infinitas burbujas iridiscentes explotaran  a través de sus orificios nasales.

IMG_20150624_125727

Y la mujer que había provocado esa liberación se quedo durante horas y horas  a su lado en silencio apretando su mano, se convirtió pues en la ayudadora y la mujer que se comparaba con todas en la ayudada.

Cuando por fin el llanto fue cediendo  y los suspiros desvaneciéndose ella se miró en el charco a sus pies y vislumbró su verdadero rostro en el reflejo del agua salada. Había allí una hermosa mujer de ojos brillantes y sonrisa tímida. Sé aceptó como era y miró a su compañera que seguía fiel y entregada, descubriendo entonces que en el fondo, todas las mujeres son la misma  mujer, o al menos todas alguna vez han vivido las mismas cosas, han tenido los mismos sentimientos, al perdonarse a ella misma perdonaba a todas las demás.

Ya no había comparación posible, cada aspecto era  aceptado e integrado, cada rayo de luz, cada rincón de sombra, cada emoción es abrazada por al alma femenina, desde la mente no era posible llegar a ninguna solución, repetía continuamente el mismo aspecto, un circulo vicioso de sufrimiento y castigo, así que tuvo que ser una mujer liberada del encantamiento la que  pusiera ese espejo brillante delante de su verdadero rostro.

Ahora estaba lista para amarse con toda su individualidad y con todas sus zonas comunes al alma femenina. Ser una misma siendo parte del Todo.

LA MUJER QUE SE COMPARABA

Ambas mujeres se fueron al bosque a celebrarlo, hicieron una hoguera y danzaron desnudas sin complejos mientras le cantaban canciones picantes a la luna, tal era la algarabía que muchas otras mujeres fueron llegando atraídas por esa energía de unión ,sin religiones, sin dogmas, sin comparaciones, todas desnudas rendidas a la vida, al gozo y la hermandad.

…Y COLORÍN,COLORADO, ENTRE TUS PIERNAS ESTÁ LO SAGRADO.

©Silvia Montesinos
All rights reserved 2015.


Deja un comentario

EL CABALLERO CON ARMADURA BRILLANTE

Había una vez en un reino lejano un caballero con armadura brillante, tan bonita y reluciente era, que a veces cegaba a los que le observaban cabalgar por los caminos de la vida.
El estaba muy orgulloso de su armadura y del brillo que desprendía, estaba convencido de que cuando “cegaba” a los demás con su reflejo, en realidad los estaba iluminando.
Un día se encontró con una campesina de rubias trenzas y mirada inocente que se acercó hasta él y mirándolo dulcemente le dijo:

_Hombre, ¿Quién eres realmente? Esta armadura tan brillante no eres tú y su luz tan solo es el reflejo de los rayos del astro Sol…tienes ojos bonitos ¿Porqué no te muestras?

El hombre se sintió sorprendido y aliviado a la vez de que por fin alguien pusiera en palabras lo que él ya sospechaba, así que valientemente se quitó su yelmo pesado dejando que el viento despeinara sus cabellos rizados.

_Mujer, gracias por tus sinceras palabras y por ver más allá de las apariencias, eres digna de que te muestre mi verdadero Ser.
Y se quitó la armadura completa sintiendo un gran alivio y descansando a la sombra de un árbol junto a la campesina.

_Me siento halagada por la confianza que has depositado en mí pero, ¿Qué pasa con el resto de personas que se cruzan en tu camino? ¿Ellos no son merecedores de conocer tu autentica esencia?

_No se trata de ellos, se trata de mi…tengo miedo de que si conocen la verdad de mi Ser ya no me prestarán atención, mí brillante armadura crea admiración y a la vez me sirve de protección.

_Las palabras que regalas a sus oídos salen de tu boca, no de tu armadura, creo que ellos sabrán diferenciar esto. Es tu propio miedo el que te hace estar atrapado en ese personaje importante. Debe ser una gran carga, lo siento de verás…

Y diciendo esto lo abrazo con todo su corazón.

El caballero despojado de su armadura brillante se deshizo en sollozos entre los brazos de la campesina.

_ ¡Ojala todo el mundo fuese tan comprensivo y amoroso como tú, entonces sería fácil para mí andar por los caminos siendo simplemente yo.

_Vuelves a proyectar fuera lo que está dentro: tú eres los demás, cambia la mirada y reconoce cuan comprensivo y amoroso ya eres y eso es lo que encontrarás en el mundo. Abraza a tus miedos y dales un lugar junto a ti, en cada paso que das el amor y el miedo te acompañan, sigue caminando junto a ellos.

_Lo meditaré. Ahora debo seguir solo mujer pero mi agradecimiento será eterno ¿Hay algo que pueda hacer por ti?

_Ya lo has hecho, al mostrarme tu verdadero rostro has sido un espejo de mi propia conexión con mi Ser. He disfrutado plenamente de este encuentro casual y ahora sigo sola mi camino hasta la próxima vez que nos encontremos.

_ ¡Qué así sea pues! Buen viaje mujer!

_ ¡Buen viaje hombre!

Y guardando su armadura en una gran bolsa de tela roja se fue ligero y feliz por los caminos, parándose a charlar animadamente con todo el que se encontraba y siendo guiado hasta una casa donde fundían armaduras brillantes y las transformaban en juguetes para los niños y niñas de los caminos de la vida.
Y cada vez que el caballero se encontraba con uno de esos niños jugando con un objeto brillante sonreía feliz porque sabía que desprenderse de todo lo él creía ser había merecido la pena.

Esencia 1: No es Oro todo lo que reluce ni las personas son lo que parecen, sólo mirando al verdadero Ser encontraremos el regalo. La vida es perfecta como es y tu también.

Silvia Montesinos
Junio 2015