EL CABALLERO CON ARMADURA BRILLANTE

Había una vez en un reino lejano un caballero con armadura brillante, tan bonita y reluciente era, que a veces cegaba a los que le observaban cabalgar por los caminos de la vida.
El estaba muy orgulloso de su armadura y del brillo que desprendía, estaba convencido de que cuando “cegaba” a los demás con su reflejo, en realidad los estaba iluminando.
Un día se encontró con una campesina de rubias trenzas y mirada inocente que se acercó hasta él y mirándolo dulcemente le dijo:

_Hombre, ¿Quién eres realmente? Esta armadura tan brillante no eres tú y su luz tan solo es el reflejo de los rayos del astro Sol…tienes ojos bonitos ¿Porqué no te muestras?

El hombre se sintió sorprendido y aliviado a la vez de que por fin alguien pusiera en palabras lo que él ya sospechaba, así que valientemente se quitó su yelmo pesado dejando que el viento despeinara sus cabellos rizados.

_Mujer, gracias por tus sinceras palabras y por ver más allá de las apariencias, eres digna de que te muestre mi verdadero Ser.
Y se quitó la armadura completa sintiendo un gran alivio y descansando a la sombra de un árbol junto a la campesina.

_Me siento halagada por la confianza que has depositado en mí pero, ¿Qué pasa con el resto de personas que se cruzan en tu camino? ¿Ellos no son merecedores de conocer tu autentica esencia?

_No se trata de ellos, se trata de mi…tengo miedo de que si conocen la verdad de mi Ser ya no me prestarán atención, mí brillante armadura crea admiración y a la vez me sirve de protección.

_Las palabras que regalas a sus oídos salen de tu boca, no de tu armadura, creo que ellos sabrán diferenciar esto. Es tu propio miedo el que te hace estar atrapado en ese personaje importante. Debe ser una gran carga, lo siento de verás…

Y diciendo esto lo abrazo con todo su corazón.

El caballero despojado de su armadura brillante se deshizo en sollozos entre los brazos de la campesina.

_ ¡Ojala todo el mundo fuese tan comprensivo y amoroso como tú, entonces sería fácil para mí andar por los caminos siendo simplemente yo.

_Vuelves a proyectar fuera lo que está dentro: tú eres los demás, cambia la mirada y reconoce cuan comprensivo y amoroso ya eres y eso es lo que encontrarás en el mundo. Abraza a tus miedos y dales un lugar junto a ti, en cada paso que das el amor y el miedo te acompañan, sigue caminando junto a ellos.

_Lo meditaré. Ahora debo seguir solo mujer pero mi agradecimiento será eterno ¿Hay algo que pueda hacer por ti?

_Ya lo has hecho, al mostrarme tu verdadero rostro has sido un espejo de mi propia conexión con mi Ser. He disfrutado plenamente de este encuentro casual y ahora sigo sola mi camino hasta la próxima vez que nos encontremos.

_ ¡Qué así sea pues! Buen viaje mujer!

_ ¡Buen viaje hombre!

Y guardando su armadura en una gran bolsa de tela roja se fue ligero y feliz por los caminos, parándose a charlar animadamente con todo el que se encontraba y siendo guiado hasta una casa donde fundían armaduras brillantes y las transformaban en juguetes para los niños y niñas de los caminos de la vida.
Y cada vez que el caballero se encontraba con uno de esos niños jugando con un objeto brillante sonreía feliz porque sabía que desprenderse de todo lo él creía ser había merecido la pena.

Esencia 1: No es Oro todo lo que reluce ni las personas son lo que parecen, sólo mirando al verdadero Ser encontraremos el regalo. La vida es perfecta como es y tu también.

Silvia Montesinos
Junio 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s