Silvia Monper


Deja un comentario

Comienza la cuenta atrás…

Hace un par de años comencé la escritura de mi primera novela “Aprendiz de maga”, ahora sale publicada su primera parte con la ayuda de una plataforma de autoedición. Siempre tuve claro que quería publicar de manera independiente, no he mandado a ninguna editorial mi libro aunque necesita la ayuda de expertos en temas como maquetación, portadas, etc.Actualmente hay muchas editoriales que dan está oportunidad por un módico precio, finalmente me decidí por Phylira.com por muchos motivos, pero especialmente porque todos sus ingresos van destinados a este proyecto:

https://proyectocouso.org/

Y ahora solo queda esperar a ver la carita de esta hija creativa…comienza la cuenta atrás!


Deja un comentario

HA LLEGADO LA HORA

moons-1150024_960_720Ha llegado la hora de que renazcas.
De que mires tus manos y sueltes lo que duele, lo que ya no está.
Lávate la cara, mirate al espejo, rompelo con la luz de tu mirada.
Deja que la sangre se deslicé por el lavabo, abre el grifo, deja que corra el agua…

No pasa nada por reconocer las tristezas y las rabias,
No tienes que ser fuerte…pero lo eres, resurges una y otra vez de tus cenizas.
Vas con el pelo sucio y enmarañado, te duelen todos los huesos del cuerpo y las memorias del alma.
En tu interior la vida sigue sucediendo, millones de células vibrando, sangre y vísceras en movimiento, oxígeno a toda velocidad y tu haciéndote la muerta…

Hazte el favor y sal a la calle, mira a la luna llena que brilla,
Respira,
Camina sintiendo que eres otra tú,
Invéntate un nombre,
Créate una nueva vida,
Haz lo que te dé la gana.
Ha llegado la hora…


Deja un comentario

Velos

13962741_871455526324237_1311339035385910303_n

 

Mujer, deja que caigan los velos uno a uno.
Deja que el velo que impide tu realización sea el primero en caer a tus pies.
Hónrate, conviértete en tu mejor versión.
Mira hacia adelante y toma tus propias decisiones.
Eres libre
Eres una creadora.
Ahora danza con la vida, muévete al son de tus caderas, siente tu ritmo interno, tu sonido, tu vibración.
Mientras te vas despojando de los velos restantes, canta.

…Y la mujer danzó y cantó a su propio ritmo y el tiempo fue poniendo cada cosa en su lugar, y aunque algún velo se resistió, ella confiaba en que algún día sucedería…y así fue.


Deja un comentario

El regalo del clan

Una noche mis ancestros me susurraron mientras dormía:
-Despierta Silvia, escribe, no dejes que la pereza te atrape, esa es la historia de siempre…Pero ahora tú has dado el permiso para que nuestras voces te susurren.
Despierta Silvia… ¡escribe!
Así que me dispuse a escribir.
Cerraba los ojos y los rostros de mis ancestros aparecían ante mí, me miraban sonrientes pero no decían nada. Yo les pedía inspiración.
-Por favor amados míos, por favor, decidme que queréis que haga con todo esto.
¿Cuál es su finalidad?
¿Cómo logro devolveros este regalo?
Silencio.
Así que dejé que pasarán los días y me perdí en el letargo del invierno:
Dormir, meditar, contemplar, escribir,
Escribir sin sentido.
No sabía hacía donde me llevaría todo aquello, solo una cosa era cierta, me sentía en paz con el clan. Sabía que tarde o temprano podría aceptar el regalo.

RESPONSABILIDAD

Para ser responsable, hay que ser valiente.
Ser responsable de una misma es ser quién has venido a ser más allá de lo convencional, de lo que la sociedad ordena.
Es seguir el instinto puro e inocente de nuestra esencia,
Ser responsable es aceptar la crítica y el desprecio de los otros, del mundo…y seguir fiel a ti misma.
Saber que la coherencia está instalada en ti y que ni la crítica ni el halago te distraen.
La responsabilidad en mi clan pedía un espacio para asentarse.
Responsabilidad es saber que soy perfecta como soy, que puedo tomar las riendas de mi vida según me parezca en cada momento. Que cuando llega la enfermedad me hago cargo de ella, que cuando hay obstáculos me puedo parar el tiempo necesario para observarlos y tomar mis propias conclusiones y decisiones.
Qué siempre puedo empezar de cero y que soy ilimitada, libre y poderosa.
…y lo mismo para todos los demás….

 

me-inclino-ante-aquello-que-es-mas-grande-que-yo